GRACIAS

tapaparapropagandaenblog

Hola a toda mi gente.
Sí, gracias nuevamente por mantener mi ilusión intacta. Esa ilusión que a pesar de todo lo complicado que me resulta poder escribir, saco tiempo para ello. No os he olvidado, al contrario, nada más tengo mil y un problema para poder acceder a internet. Por eso hoy, quiero aprovechar para agradeceros las descargas de mi novela en amazón. Y también, porque en su momento me fue imposible contaros la historia de “Ausencia”.

Esta historia, nace como casi todas, en una noche de verano, con un cielo repleto de estrellas. Bajo aquel manto, mi Pepa y yo, hablando de la vida. Fue mi maestra en tantas cosas… Y aquella noche sin querer provocó que la historia que me contó se quedara por muchos años metida en mi mente. Las barbaridades de la guerra, que ella contaba, me guardaban un resquicio para desarrollar una novela con la esperanza del amor como protagonista. La real, era tan cruel que preferí darle la oportunidad a través de mis palabras, de mis páginas, que seguramente la vida no les dio.

allí vivían dos mujeres, una era muy guapa y se notaba que tenía clase, la otra era… bueno lo que por entonces llamábamos marimacho.Todos en el barrio sabíamos que no eran amigas nada más, pero eran dos mujeres tan queridas por lo buena gente que eran, que a nadie le importaba que pasaba dentro de su casa. Cuando llegó la guerra alguien nos contó que la guapa había huído de un convento, que su padre era de la alta alcurnia la estaba buscando. Y un día, cuando terminó la guerra, desaparecieron. Todo eran rumores en el barrio, nadie sabía a ciencia cierta qué había pasado con ellas… unos decían que el padre se la había llevado y que había matado a la otra, otros que habían entrado por la noche y las habían llevado hasta la cárcel, algunos, y creímos los más certeros, decían que las habían matado por lo que eran. Ya ves… -decía mi abuela con gesto triste, el gesto que su rostro mostraba siempre que hablaba de aquellos tiempos-. No hacían daño a nadie, ayudaban a todo el mundo y fíjate…

Aquella historia, quise llevarla a mi terreno y muchos años después, darles en esta novela la oportunidad que quizá la vida no les dejó tener.

Gracias a todas las que os habéis descargado la novea, espero que os haya gustado.
Un fuerte abrazo.
idana.