¿QUÉ ES PARA MÍ ESCRIBIR?

aa003307

Es una pregunta que un día una amiga me hizo, creo que yo no puedo definir lo que para mí significa, porque lo es todo. Simplemente todo.

Desde hace mucho tiempo, mi mejor amigo es el ordenador y una página en blanco donde ir creando situaciones, personajes, sentimientos. Unas veces mejor que otras, pero siempre con la misma intención, provocar lo mismo que en el preciso instante en que traslado las palabras al papel, vosotras lo recibáis al leer, sintáis lo mismo que yo.

Podría decir que escribir para mí es como una droga, pero no, la droga mata y sin embargo a mí esta maravillosa sensación que es escribir, me da vida. No sé ver un día sin escribir algo, no puedo, ni siquiera puedo dejar de crear, tengo que escribir y escribir como si fuera la única manera de vivir.

Las historias, van naciendo de maneras diferentes, pero casi siempre en ese instante justo antes de dormir, donde se crea de repente algo sin enfoque, tan solo una idea, y muchas veces, se ha desarrollado mientras dormía. O de repente nace en algún lugar en el autobús, en el tren, cruzando un semáforo, hablando con alguien, sí, cualquier segundo es crucial para que germine la semilla de la historia. Después la desarrollo de manera automática, creo los personajes y lo que va a sucederles, no uso nunca apuntes, todo está en mi cabeza, y desde ahí comenzamos a viajar juntas mis historias y yo.

Al repasar lo escrito, me doy cuenta que todas tienen un nexo en común, y es el título, él es quien lanza lo que después va a suceder. Dos palabras como pueden ser el título de mi fic “La Apuesta”, llevan un peso tan grande a lo largo de la historia que todo gira entorno a ese nombre de principio a fin. O en “Adiós Esther”, un saludo que dio un giro inesperado a todo cuanto había sucedido con anterioridad. Pasando por “Las Vueltas que Da la Vida”, un poco de ironía para una vivencia personal muy dura.

Creo que al escribir traslado pensamientos, acciones, actuaciones propias que casi siempre me niego a vivir, que casi siempre me niego a decir, pero que al trazar es el momento en que me encuentro libre, ese instante pequeño o grande donde realmente soy yo. ¿Hay algo más maravilloso que la libertad?, yo la encuentro en la escritura, a veces me gustaría huir lejos, y en lugar de hacerlo, me encierro en mi espacio y me entregó a las palabras, una a una, encadenadas ellas me transportan a ese paraíso que es para mí poder escribir.

Porque para mí lo significa todo, sobre todo, significa vida.

Os dejo un relato que os permitirá conocer un poco más este mundo mío que se plasma en mis escritos: “Tres relatos de una misma guerra”

http://www.divshare.com/download/3438686-503

Para leer online:

TRES RELATOS DE UNA MISMA GUERRA

Anuncios

10 pensamientos en “¿QUÉ ES PARA MÍ ESCRIBIR?

  1. Bueno, aunque se refiera a tu historia pija en la selva te lo dejo aquí, porque es el sitio más adecuado o menos inadecuado. Jooo, qué mala, y ahora nos mandas buscar claves. Mira que te gustan a tí los “e(m)bolaos”
    Perdona, pero es que parecía mal dejártelo en tus post más recientes, porque no he podido hacer los deberes de leer tus ultimos relatos.

  2. Sigues haciendome sentir infinidad de sentimientos con cualquiera de tus relatos.
    Este de la guerra,duro.. que al fin y al cabo no se ni para que sirven…bueno sí, solo para morir gente inocente,que no tienen culpa de nada.
    Yo no conocí a mi abuela materna y a dos criaturas indefensas que podrían hoy ser mis tios precisamente por culpa de la guerra. Y es que hay muchas veces,que la vida es muy injusta.
    Supongo que ¨las vueltas que da la vida¨será lo siguiente que cuelgues ¿no?,pues aquí te espero..
    Una cosita…descansa,que trabajas demasiado…sí,se que te gusta lo que haces,pero cuidate mucho..la salud es muy importante.
    Un beso…
    YO.

  3. Hola a todas, y gracias por vuestras opiniones.
    como bien dice nuestra amiga 4M, lo peor es el gris, y desgraciadamente ese gris lo sigo viendo en los ojos de quien me cuentan estas historias, y lo sigo viendo en los que perdieron y ganaron, porque los que lucharon nunca se mostraron vencedores ni vencidos, como decía mi Abuelo, “cerraba los ojos y disparaba rezando que quien me disparaba a mí hiciera lo mismo y no nos dieramos”. Escribir sobre aquellos momentos es de igual modo tan apasionante como terrorífico, porque fue real.
    Sobre “Las Vueltas que Da la Vida”, pronto tendréis noticias… seguir por aquí y lo sabréis.
    Pero eso si, gracias por vuestro apoyo a esta humilde escritora que trata de mostrarse en cada relato a veces escondida y agazapada en un personaje, a veces abierta y con voz propia.
    Gracias por estar aquí… quiero que sintáis mi calor y mi gratitud, a todas.

  4. Duro relato el que nos has contado al fin y al cabo en las guerras no hay ganadores ni perdedores los que más sufren siempre son los inocentes.

    Y como siempre darte las gracias por compartir tus historias con nosotras es un gusto poder leerlas

    Saludos
    Belén

  5. Hola !!!
    Quiero felicitarte por la maestria con la que escribes y logras trasmitir emociones al lector.
    Excepcional!!!
    Queria saber donde puedo encontrar “Las Vueltas que da la Vida”?
    Gracias.

  6. Ante tu último comentario me he quedado profundamente alarmada por esos remedios tán drásticos que te han propuesto tus abuelillas. Insisto descansa (y mi abuelita decía “acuestaté y suda” ante circunstancias como esta y lo decía con intenciones castas, que conste).Pues eso descansa, tú te y reponte. ¿Tú te imaginas lo que sucedería si Mona le diese los puntos a Maca?, que no, que no, que le iba a dejar la cara hecha un Cristo a la pobre ,y nosotras no queremos eso ¿verdad? , pues como tampoco queremos que cojas extraños enfriamientos, a dormir bien tapadica.

  7. …pero que te voy a contar, que tú no sepas, en cuanto a mostrar matices y tonos de gris en tu relato, si creo que es lo que mejor haces en este y en todos….Si eres capaz de que aceptemos y entendamos una “Apuesta” como ya lo has hecho.

  8. Y lo malo es que después de la guerra, como decía Don Fernando Fernán Gómez, no llegó la paz, sino llegó la victoria, para postre…

    Muchas gracias por compartir estas intimidades y sobre todo por contarlas tan bien. Yo soy un “bicho raro”, en cuya familia, que yo sepa, no tengo muertos por uno ni por otro bando, así que me preferencia ante el bando perdedor ha sido por pura afinidad electiva, pero no por ello pretendo considerarme justa, ecuánime, por encima del bien o del mal, ni cargada de razón porque entonces sería un peligro como persona.El gris está ahi a la vuelta de la esquina, entre el blanco y el negro y peor para quien no quiera verlo. Carmen Martín Gaite hablaba magistralmente de “el miedo a lo gris” impuesto en la postguerra, y no hay nada peor porque eso miedo al matiz impide que las personas piensen por sí mismas, y tú precisamente nos demuestras esos matices en tu relato

    En cuanto a lo que es escribir para tí, pues hay que ser muy apasionada y valiente, digan lo que digan, para en vez de huir, sentarse delante del ya no papel en blanco, sino pantalla del ordenador.

  9. Tu reflexión sobre lo que es escribir me ha hecho verme casi en un espejo. Cuando dices que a veces te apetecería irte, volar de donde estás y lo haces creando tu propio mundo en tus letras, es una sensación compartida. Sabes que coincidimos en mucho de lo que sentimos y expresamos al escribir, y que con estilos distintos, vidas distintas, vivencias distintas, tenemos una coincidencia muy grande en tantísimas cosas.
    El relato es desgarrador, al editarlo lo he leído dos veces y aunque mi corazón extranjero tiene un particular apego al bando republicano, el relato crudo de lo que vivieron tus ancestros me ha piantao más de un lagrimón, que mucho tiene que ver con que hoy día lo vemos ya no en blanco y negro, sino en colores y desde todos los ángulos en tantísimos lugares del planeta. Guerra civil entre hermanos, o invasiones de conquista, en ambos en el mismo dolor y la misma miseria humana.
    Como siempre, un gusto leer y editar tus novelas, relatos o cuentos.
    Sam.

  10. Pero no te sobrepases y tomate un descanso ¿no? que luego acabas como acabas ja,ja… Se te rebelan los personajes y te montan un quilombo kikongo que pá qué…

    El cuento aún no lo he podido leer, a ver si saco un ratito, pero mejorate, que podremos esperar un poquito en aras de tu salud,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s