PARKER Y KRISTINA LA FUERZA DEL AMOR. Capítulo 4

 

Capítulo 4

Tras una cena distendida, las tres pasaron al salón para poner al día a Kristina de todo cuanto había ocurrido a la familia en su ausencia. En un momento dado, Alexis, su madre, fue a prepararse un té, momento que Kristina aprovechó para coger el móvil y asegurarse de que no había recibido mensaje alguno de la universidad.

-¡Kristina lo que estás haciendo es invadir la privacidad de mamá!

-Estoy haciendo lo mejor para ella, créeme -respondió sin mirarla mientras tecleaba en la pantalla del móvil.

-¡Vas a contarme lo que ha pasado! ¿Me lo vas a decir?

-Molly, de verdad… -dejó el móvil con un gesto de cansancio por las preguntas de su hermana.

-¿O me lo cuentas o tendré que decirle a mamá lo que estás haciendo? -Kristina la miró enfurecida-. No me mires así, se nota que te pasa algo y te aviso, mamá lo descubrirá.

-Mañana hablamos, te lo prometo. Mamá, me retiro a dormir estoy muy cansada.

-Descansa, cariño.

-Hasta mañana Molly -se despidió mirándola con cierta advertencia.

-Buenas noches.

Una vez metida en la cama, se abrazó a la almohada pensando en Parker, en sus ojos, en su boca, en la sonrisa que provocaba en ella un desconcierto absoluto. Pensaba en ella una y otra vez como había estado haciendo los últimos seis meses. Cerró los ojos y como un golpe seco llegó a su mente el momento en que vio la nota, la había suspendido ¿cómo era posible? Después de las horas y horas que habían compartido, ¿cómo podía hacer aquello? Solo había una razón, solo había una respuesta. Parker en alguna de las charlas que tenían sobre el tema del proyecto, le había dejado entrever que el sexo es una fuente importante en la vida y dentro de la relación más, lo dijo con tal halo de tristeza que Kristina entendió que ella lo extrañaba. Y no solo la frase le llamó la atención, fue más su mirada una mirada intensa que parecía demandarle aquella parte a ella. Kristina entró al despacho al día siguiente, Parker sabía que debía estar enfadada por la nota, en realidad, estaba esperando que apareciera pero jamás imaginó lo que iba a suceder.

-Buenos días, Kristina.

-¿Buenos? ¿Lo son para ti? -le preguntó enfadada.

-Pues… sí…

-Ya veo, claro, claro que lo son. Lo tenías preparando ¿no? -su mirada estaba cargada de incredulidad.

-¿Qué dices? ¿A qué te refieres? –se levantó apoyando su trasero sobre la mesa, al tiempo que se cruzaba de brazos mirándola con gesto atónito

-A mi nota.

-Bueno, debes esforzarte más, Kristina, el examen estaba bastante flojo.

-¿Flojo? -se acercó a ella quedándose a escasos centímetros. Agregando en un susurro mientras la miraba fijamente a los ojos-. El examen estaba bien.

-¡Oh! Kristina -sonrió negando con la cabeza, no quería discutir y la cercanía de Kristina le provocó ponerse en pie.

-No, no, está bien, está bien… no voy a enfadarme porque entiendo por qué lo has hecho -Parker la miraba fijamente algo asombrada por el cambio en el rostro de Kristina, de enfado pasó a una sonrisa cargada de sensualidad-. Y estoy de acuerdo.

-No quiero que estés de acuerdo, quiero que te esfuerces el examen estaba muy flojo para todo tu potencial y no quiero que te confíes, quiero que te esfuerces para mejorar -la miraba fijamente hablando con autoridad.

-¿Quieres aquí? -su voz grave se abrió paso entre los nervios de su excitación.

-¿Aquí, qué? -se mostraba algo desconcertada.

-Quieres que lo hagamos aquí, o prefieres en tu casa cuando tu mujer se vaya a hacer una de sus largas guardias como tantas otras veces de las que he estado allí.

Aquella frase y la actitud ávida de Kristina, hicieron que Parker se alertara por sus palabras, su cuerpo se tensó tanto como la expresión de su rostro.

-¿Qué estás diciendo, Kristina? -preguntó mientras notaba como si Kristina le hubiera lanzado una flecha encendida que provocó en ella una oleada de excitación que tuvo que controlar.

-Entiendo que lo que quieres es sexo, sexo a cambio de subirme la nota. Lo que has estado deseando tantas veces hemos estado juntas. De acuerdo,  está bien, te ofrezco tenerlo a cambio de que me apruebes.

Cerró los ojos abrazándose a la almohada llorando mientras llamaba con voz desesperada a Parker.

Por su parte, en la cama, Parker mantenía abrazado el cuerpo de su mujer que dormía relajada, ajena a la tormenta que existía en su cabeza. Había revivido la escena de su despacho al igual que lo había hecho Kristina. Le dolía aquella reacción de su joven estudiante, aunque si era sincera consigo misma lo que más le dolía era aquellos segundos que Kristina consiguió que sintiera un deseo enfermizo por ella, cerró los ojos tratando de mantenerse fuerte y segura en lo que había ocurrido, Kristina estaba equivocada ella no le había incitado a tener sexo, era locura.

La mañana siguiente, Molly entró a despertar a su hermana pero ya estaba despierta, dormir le resultaba complicado.

-Buenos días, hermana. ¿Qué tal es despertarse en casa?

-Bueno… si te digo la verdad, es un alivio -suspiró con fuerza.

-Me tienes que contar, ¿recuerdas?

-Sí, pero déjame que me dé una ducha y desayunamos ¡qué tengo un hambre!, ¿vale?

-De acuerdo, mamá no está y de hoy no te escapas.

-Tranquila, creo que me irá bien desahogarme.

Al quedarse sola miró el teléfono como había estado haciendo cada cinco minutos desde que abrió los ojos, no había señal de Parker. Cogió el diario y buscó una página, sabía que estaba allí lo que recordaba y le daba motivos para pensar que no estaba equivocada.

16_

No sé como escribir esto, me siento totalmente descolocada pero al mismo tiempo me siento feliz. He descubierto que me gusta P, y estoy segura que es recíproco, hoy aprovechando que su mujer estaba trabajando me ha llevado a su casa, ha puesto la excusa de mi proyecto lo tengo tan claro, tan claro que era una excusa para tentarme, me ha invitado a un té, me miraba tan intensamente mientras yo hablaba que en un momento dado he pensado que iba a besarme. Porque no se ha sentado lejos de mí, no, se ha sentado de lado junto a mí, cada vez que se tocaba el pelo, cada mirada que recorría mi cuerpo, cada gesto seductor que me ha regalado, cada sonrisa que me dedicaba. ¡Y cómo sonríe! Esa sonrisa es tan tentadora. Me temblaba todo sentía una necesidad de perderme en su cuerpo mientras me hablaba de la lujuria, he sentido ese deseo de subirme a horcajadas rodearle con mis brazos el cuello y besarnos hasta quedarnos sin aire. Estoy segura que no me habría rechazado, he visto como se le alteraba la respiración en un momento dado. Estoy segura, segura de que le gusto y mi sonrisa en estos momentos es tan amplia que no sé si voy a ser capaz de dejar de sonreír. Me he enamorado, me he enamorado de P aunque reconozco que me siento como si estuviera al borde de un precipicio muy profundo con un montón de emociones y sentimientos contradictorios.

Aquel me he enamorado le quemaba en su interior, dejó a un lado el diario, se levantó y se metió debajo de la ducha rompiendo a llorar. Parker había jugado con ella, se había burlado de ella no le quedaba la más mínima duda, había disfrutado seduciéndola pero en cuanto ella dio un paso, se había asustado. Porque lo único que le importaba era que su mujer no supiera nada de su expulsión, entonces se percató de algo, su insistencia por evitarlo se debía a que si lo descubría tendría que explicarle los motivos por los que ella le había ofrecido sexo, en esos motivos tendría que decirle que ella tenía culpa por haberla seducido. Fue como si la iluminarán, lo que no quería Parker era que su mujer pudiera enterarse de que había estado en su casa, de que la había mirado con deseo.

-A eso le tienes miedo, Parker, a que yo le cuente que tú me provocaste.

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s