PARKER Y KRISTINA. HERIDAS EN EL CORAZÓN. Cap. 12

¡Feliz día a los padres! A las Pepas y Pepes.

La noticia del divorcio había caído como una losa en las tres Davis que miraban a Kristina totalmente sorprendidas. Pero al mismo tiempo, se mostraban afectadas por la supuesta rapidez con la que Parker había firmado aquel documento. Podían entender que Kristina no estaba totalmente recuperada pero no así la actuación de Parker.

—Kristina ¿pero qué has hecho? —le preguntó Sam atónita.

—Lo que debía, por favor, dejarme tranquila.

—Kristina, creo que debes saber que Parker nos ha avisado que si quieres saber algo de tu hija tendrás que hablar con ella.

—¿Qué? —le preguntó a su madre mostrando un fuerte enfado.

—¡Pero qué estás haciendo! —le reprochó Molly—. ¡Vas a perder a Ingrid! ¿Te has vuelto loca?

Kristina no contestó se fue a su cuarto y se encerró. De repente notó como se apoderaba de su pecho un ahogo fuerte, otro nuevo ataque de ansiedad se acercaba a ella. Los golpes en la puerta de Sam le obligaron a taparse los oídos, se echó sobre la cama con una gran dificultad para respirar.

Al otro lado del país, la misma noticia provocó en la señora Davis un impacto tal que tuvo que sentarse. Úrsula la había llamado mientras Parker estaba con su abogada. No podía creer lo que estaba sucediendo entre ellas.

—Debió ver a Parker… creí que le daba algo —dijo nerviosa.

—¡Pero qué ha hecho Parker! Kristina no está bien… ¡ella es la que debería haber frenado esta locura!

—Es que Parker tampoco está bien, señora Davis.

—Pero al menos tiene juicio para entender que Kristina está actuando de un modo que no es ella.

—No sé, yo permítame que le diga algo que no logro entender, Kristina lleva dos meses fuera de la clínica y ni una sola llamada a Parker. Me parece que se está pasando y Parker ya ha explotado, está harta de esperar, harta de tener paciencia. Yo creo que esto va a terminar muy mal porque Parker es muy buena pero… ¡no es tonta! ¡Y si saca el carácter Kristina lo va a pagar muy caro!

—¿A qué te refieres? -preguntó con gesto realmente preocupado.

—La niña está en medio de las dos y es la que va a salir perdiendo.

—¡Eso no lo podemos consentir! ¡No señora! Voy a hablar con Alexis ¡Pero que no hay nadie con un poco de cordura para actuar y detener este despropósito!

Mientras en Port Charles, Molly buscaba la llave que tenía escondida para abrir la puerta para cada vez que Kristina se encerraba. Entraron las tres actuando con rapidez para ayudarla. Avisaron al médico y éste acudió como alguna otra vez había hecho en ese tiempo que llevaba fuera de la clínica. Aquella situación estaba sobrepasando a las Davis, la locura de Kristina pidiendo el divorcio daba muestras de que algo grave pasaba en su interior. Por fin, pudieron calmarla y lograr que se fuera recuperando, Molly se quedó con ella en la habitación mientras Alexis y Sam hablaban nerviosas en el comedor.

—No puedo entender cómo lo ha hecho —decía Sam aturdida—. Ha debido aprovechar algún momento que se ha quedado sola.

—Ni yo puedo entender como Jordan se ha prestado a eso sin decirme nada —decía enfadada Alexis.

—Voy a hablar con Parker. Tenemos que hacer algo, esto no tiene ninguna lógica.

—¿Sabes? Me da la sensación de que hay algo que no sabemos, algo que no nos cuenta Parker porque no entiendo que haya firmado el divorcio ¡y tan rápido!

—Ella está convencida que la odia, Kristina ha estado actuando de un modo que lo único que ha logrado ha sido que Parker se rinda y créeme que la entiendo —dijo abatida Sam.

—¿Y qué va a pasar con Ingrid? —preguntó Alexis—. Habla con Parker, intenta averiguar algo, voy a hablar con Jordan.

Pero en ese momento sonó el teléfono de Alexis, vio en la pantalla que era la señora Davis. Le hizo una señal a Sam y hablaron con el altavoz conectado. Le preguntaron si había algún motivo que ellas desconocían para que tanto una como otra hubiera actuado de aquella manera, y ella les contó lo mismo que les había contado Parker. No había nada fuera de lo que ya sabían.

—Todo es un cúmulo, Alexis. Parker no está bien. La ferretería no es lo suyo y está desbordada por mucho que tratamos de ayudarla, le falta Kristina y con su silencio ha terminado por rendirse ante este abandono de Kristina.

—¡Por eso no entiendo que haya firmado el divorcio! Le falta Kristina usted lo ha dicho —agregó Sam.

—Sí Sam, pero Parker está destrozada con esto que ha ocurrido, se siente humillada, abandonada y cansada de esperar.

—Voy a hablar con Jordan. A ver a qué acuerdos han llegado porque tendrá que haber algo referente a la niña.

—¡Esa es otra! ¿Kristina no piensa volver? —preguntó la señora Davis con tristeza.

—Lo veo complicado —respondió Sam igualando el tono.

—Habrá que hacerla volver, no tiene más remedio ¿qué pretende no ver a Ingrid?

Mientras la familia trataba de encontrar alguna solución, Parker había llegado a casa totalmente rota. Le había pedido a su abogada que se encargara de tomar medidas sobre Ingrid. No poder hablar con Kristina la volvía loca. Noah la acompañaba preocupado al saber que habían firmado el divorcio. Para él las dos formaban parte de su corazón, eran muy importantes y sufría, al no entender que el amor tan grande que vio entre ellas pudiera haberse acabado de la noche a la mañana. Veía a Parker tan afectada que le daba rabia ver como sus vidas se habían ido al traste y estaban destrozadas porque él que se llevaba tan bien con Kristina podía imaginar que estaría tan mal como estaba Parker.

—Lo que no entiendo es por qué —susurró de repente Parker como si dejara libre en voz alta su pensamiento—. ¿Por qué no es capaz de hablar conmigo? Decirme la verdad… Qué es lo que pasa. Eso me vuelve loca.

—Tía, creo que no debiste firmar.

—Mira Noah, estoy cansada llevo los últimos cinco meses de mi vida como si tuviera que ir nadando contra la corriente. No puedo más.

—Te entiendo pero quizá Kristina estaba esperando otra cosa —le dijo con tiento.

—¿Otra cosa? ¡Te voy a decir lo que está esperando! Hacerme daño ¡y no sé que es eso tan horrible que he hecho para recibir su odio! ¿Quiere el divorcio? Pues ya está, ya lo tiene.

—¿Y qué va a pasar con Ingrid?

—Mañana lo sabrá.

—¿Qué has hecho? —preguntó preocupado.

—Lo mejor para mi hija, aunque me haya roto el corazón.

Noah la miró con temor. Por su gesto y sus palabras podía imaginar de que se trataba pero no podía creer que Parker hiciera algo así, porque era la manera de destrozar a Kristina. Sin duda alguna, la señora Davis debía estar alerta de lo que sucedía.

A la mañana siguiente cuando llegó a la ferretería lo primero que hizo fue llamar a la señora Davis que fue a reunirse con él. Escuchaba sus conclusiones preocupada, la niña no podía ser un arma arrojadiza ni una venganza. Parker estaba en la universidad y no podía hablar con ella, la niña estaba en la guardería pero de repente tuvo un momento de lucidez. Le dejó encargado a Noah que si Parker iba y no habían hablado, le dijera que se pusiera en contacto con ella inmediatamente. Salió de la ferretería con cierto malestar de estómago. Llegó al despacho de su amiga Raquel, sabía que la abogada no le iba a contar los pormenores pero necesitaba quedarse tranquila. Estaba esperando en la sala sentada cuando escuchó a la secretaría hablar con ella.

—Sí, acaba de llegar desde Port Charles es urgente —la señora Davis abrió los ojos—. Sí, es para Parker. Y también está aquí la señora Davis. De acuerdo.

La secretaría fue en su busca y le avisó que ya podía pasar. Raquel tenía gesto preocupado mientras leía algo que le acababa de dar la secretaría. Al ver a la señora Davis, se temió el motivo de su visita.

—No puedo decirle nada en cuanto a ese tema, señora Davis. Lo siento. Si quiere saber algo debe hablar con Parker.

—Ella no me lo va a decir, y quiero ayudarla.

—Solo le voy a decir, que procure estar a su lado en las próximas horas.

—¿Qué quieres decir?

—Va a ser la guerra entre ellas.

En la universidad, Parker había terminado de dar su clase, al llegar a su despacho sintió la necesidad de mirar el móvil. Nuevamente llamada de Sam, pero nada de Kristina. Por esa razón tomó aire y fue a devolverle la llamada en el mismo instante en que era Raquel, la abogada, quien la llamaba.

—Dime Raquel —su rostro iba cambiando de expresión hasta que cerró los ojos tratando de controlar la respiración y el dolor—. De acuerdo. Gracias por adelantarte y aconsejarme hacerlo. No, no sé nada de ella y espero que si tiene algo que decir a partir de ahora lo hable contigo, creo que Kristina y yo ya tenemos pocas cosas de las que hablar.

Al colgar, sintió que el corazón se rompía en mil pedazos. No entendía absolutamente nada, trataba de tranquilizarse, estaba tan nerviosa tan dolida que lo único que hizo fue coger el maletín y marcharse. Pasó por la guardería y al tener a Ingrid en los brazos la apretó con fuerza contra su pecho dejándole un beso en la sien mientras susurraba.

—Perdóname, cariño. Lo he hecho pensando en ti.

Sam se mostraba preocupada por las consecuencias que aquel tema podía tener con su hermana y necesitaba quedarse tranquila, por eso insistió en llamar a Parker nuevamente con el mismo resultado no le contestó. Pero a los dos minutos recibió un watsapp que no la tranquilizó demasiado.

Sam, no te he podido contestar estoy con la niña y voy a tener una reunión en la ferretería. Lo siento, pero hoy no tengo fuerzas para hablar contigo, mañana te llamaré.

Algo de aquel mensaje la puso en alerta.

Mientras tanto en casa de Alexis, Kristina estaba asomada a la ventana, llovía con fuerza, el día estaba con un cielo gris plomizo y pesado. Miraba hacia ningún lado tan solo dejaba que sus ojos se quedaran parados en algún punto para no ver nada. Seguía sintiéndose extraña no sentía aquel lugar como su casa, tan solo un refugio donde esconderse. Allí estaba a salvo, se decía una y otra vez, aunque al mirar las fotografías de Ingrid sintiera esa necesidad de volver a su hogar, de abrazar a su hija. Asomada a la ventana se preguntaba si alguna vez volvería a encontrar la calma en su interior. Retiró la mirada y se tumbó en la cama haciéndose un ovillo cerró los ojos tratando de dejarse llevar por es meditación que le habían enseñado pero que a ella no le surtía efecto.

—¿Qué voy a hacer? —se preguntó sintiendo como el pánico recorría su interior.

En casa de Sam, ésta trataba de tranquilizarse había llamado a Molly que estaba con Kristina porque tras los ataques de ansiedad la dejaban el menor tiempo posible sola. Volvió a decirle lo mismo que otros días, estaba en su habitación sin salir de allí. Al colgar sintió cierta zozobra las cosas entre la pareja parecía que ya no podían ir a peor. Llamaron a la puerta y al abrir su madre con gesto totalmente desencajado entró para decirle.

—Kristina le ha pedido la custodia de Ingrid a Parker, la ha denunciado.

—¿Qué dices?

—Tu hermana se ha vuelto loca, pero lo peor es que Parker ha denunciado a tu hermana para que le retiren la custodia de Ingrid y ella sí tiene unas bases muy potentes para lograrlo. Ha alegado un desequilibrio mental, abandono de hogar, consumo de drogas y que sigue incapacitada. ¡Eso será el fin de Kristina!

—Se han vuelto locas las dos —dijo afectada—. Por eso me ha dicho Parker que no estaba para hablar hoy.

—No puede hacer algo así, Sam. Hay que hablar con ella hay que decirle que retire la denuncia cuando le digamos esto a Kristina no sé cómo va a reaccionar.

—¿Pero a Kristina cómo se le ocurre hacer algo así? —susurró impactada.

—No lo sé, lo peor de todo es que lo ha hecho a nuestras espaldas, Jordan pensaba que lo sabíamos pero que por el lazo de unión que tenemos Parker y yo, había decidido que fuera ella la encargada de llevarle el divorcio.

—¡Aún así Jordan sabe cómo está Kristina! Debió consultarte.

—No sé qué va a pasar. Le he dicho que vamos a tratar de convencer a Kristina para que retire la denuncia.

—Es increíble, son capaces de amarse y destrozarse por igual.

—Me da pánico Kristina.

En la ferretería, Linda y Noah escuchaban atentamente a Parker, se le notaba realmente rota pero la noticia que les estaba dando les impedía pensar en ella.

—Lo siento, voy a vender la ferretería. Os agradezco todo lo que habéis hecho en estos meses que Kristina no ha estado, habéis conseguido que al menos pudiera pagar los gastos pero las cosas han cambiado y yo no puedo hacerme cargo por más tiempo. He hablado con Raquel y ya ha puesto el el anuncio de la venta. Le he dicho que me gustaría que quien la compre acepte que vosotros, si así lo queréis, sigáis trabajando. Pero si en un mes no hay comprador la cerraré. Lo siento, de verdad.

—Pero… ¿Y cuándo vuelva Kristina?

—Al parecer no va a volver. Y si vuelve pues la verdad no sé —elevó los hombros con un gesto de desencanto total—. Solo quería que supierais por mí que ya no puedo más.

Lo dijo con ese tono cansado y abatido que la acompañaba desde hacía un tiempo. Lo había pensado bien para ella era la mejor opción ya que no podía llevarlo todo, y su trabajo en la universidad era lo que realmente le importaba. De ahí que tomó la decisión en el mismo día que le ampliaron el contrato de forma indefinida, debería haber sido una gran noticia para ella pero con la demanda de Kristina se le había ido por completo la ilusión. Salió de allí con un sabor amargo sabía que les estaba implicando en sus problemas de pareja y aquello era lo último que quería para ellos.

Las Davis tenían que resolver el serio problema que Kristina había creado con Ingrid. Por esa razón, Sam pidió a Jason que se quedara con los niños y les hiciera la cena tenían que resolver algo muy importante. Llegaron a casa con la idea muy clara de lo que querían conseguir. No le habían dicho nada a Molly para no alterarla antes de tiempo. Cuando entraron vieron que Kristina estaba sentada en el sofá tapada con una manta viendo la televisión. A su lado Molly con cara de circunstancias. Tras saludarlas, Alexis se sentó en el sillón junto a las tres hermanas que se habían sentado en el sofá.

—Kristina tenemos que hablar y me gustaría que me prestaras atención —la mirada de Kristina le dio a entender que no tenía ninguna gana de escucharla—. Quiero que llames a Jordan y le digas que retire la denuncia que has puesto a Parker para tener la custodia de Ingrid.

—¡Cómo! —exclamó Molly que ante el codazo de Sam entendió que debía guardar silencio.

—No lo voy a hacer, quiero que mi hija esté conmigo.

—Kristina lo siento pero no tienes razón, no puedes hacer algo así.

—Vaya… ya veo que Parker os ha debido llamar llorando para que me convenzáis -su tono sonó realmente irritado.

—Ninguna hemos hablado con ella —apuntó Sam con seriedad.

—¡Me da igual! No la voy a retirar.

—Kristina ¿por qué en lugar de poner una denuncia no hablas con Parker?

—¡No tengo nada que hablar con ella! —exclamó levantándose perdiendo los nervios nuevamente.

—Perdona tienes que hablar de tu hija. ¿Te parece poco? —respondió mirándola seria Alexis.

—¡Dejadme en paz!

—Kristina, si no lo haces vas a perder a Ingrid.

—¿Me ha amenazado? —preguntó girándose hacia su madre con gesto torcido.

—No, no le va a hacer falta amenazar porque como bien ha dicho Sam no hemos podido hablar con ella, pero… —tomó aire para decirle—. Te ha denunciado a ti por abandono de hogar, consumo de drogas, desequilibrio mental y por estar incapacitada por ella misma para ingresar en un centro de desintoxicación.

El rostro de Kristina sufrió un impacto brutal que asustó a las tres mujeres.

Anuncios

9 pensamientos en “PARKER Y KRISTINA. HERIDAS EN EL CORAZÓN. Cap. 12

  1. Jajajajaja no se te nota nada esa rabia. Solo digo que Kristina tiene algo muy complicado por delante, convencernos a toda la gente, incluidas ese club de fans de Parker, que tiene algún motivo que se nos escapa para hacer esto. De todos modos, yo creo que Sam, Molly, la señora Davis, Noah y Úrsula entienden a Parker, lo único que creo intentan es que a pesar de todo no haya odio por el bien de la niña.
    En una pareja suele pasar, cuando hay problemas siempre hay posicionamientos, pero creo que todas coinciden en algo, no entienden a Kristina.
    Gracias por comentar. Un abrazo

  2. ¿Me estás queriendo decir que Kristina deseaba que Parker fuese a por ella en plan: “soy tu princesa azul que viene a salvarte de las garras de esta malvada bruja, que te tiene encerrada en la torre del castillo”? ¿Y que como no lo ha hecho le ha pedido el divorcio en venganza? ¿Es eso? Esta chica está realmente mal, yo ya no sé si es una maraca de Machín o si es la jaca Paca, el caso es que está como un cencerro viejo. Por otra parte, todos dan por sentado que Kristina está mal, ¿Y Parker? ¿Nadie piensa en ella? Parker debería haber hecho esto, Parker debería haber hecho lo otro, y así sucesivamente, en el bando contrario, pobre Kristina, hay que tener paciencia con Kristina, hay que esperar a que Kristina esté bien, pobre Kristina, que pena de Kristina… ¿nadie piensa que Parker también sufre y que también le duele la situación? ¿Kristina quiere guerra? La va a tener. A ver si puede con Parker y su club de fans.
    Por otra parte decirte que consigues que nos metamos tanto en la historia, que llegamos a sentir lo que ellas sienten, en la primera parte yo reí y lloré a mares, pero ahora lo que me embarga es el sentimiento de rabia hacia Kristina (pero creo que lo he disimulado bien, ¿no? No se me ha notado). Gracias por seguir con esta gran historia 😉

  3. ¡¡¡Gracias por volver a comentar!!!! A ver llevamos doce capítulos en los cuales hay que desarrollar muchos sentimientos y emociones, para tratar de mostrar a los dos personajes. ¿Venganza? No creo que Kristina se esté vengando, de todos modos, será ella la que en algún momento tendrá que decir qué le provoca esta actitud tan increíble para todos. Ella o algún otro personaje que sea capaz de desmarañar todo lo que exite en la cabeza de Kristina pero que es incapaz de verbalizar. Porque si te das cuenta cuando le preguntan ella habla en general nunca dice quiero separarme porque la he dejado de amar. Dice cosas que no tienen mucho sentido. ¡Otra pista! Y la Kristina anterior a Parker, es esa chica que se acerca más a una niña malcriada y caprichosa cuyo personaje ha sufrido tanto que es incapaz de hacer nada bien, como le dice Molly en la primera parte. Cuando tienes algo bueno lo estropeas, y creo que la Kristina que ha cometido todos estos errores se acerca a la anterior a Parker.
    Por otra parte, Parker también tendrá que decirnos cómo se siente yo creo que esto se verá en el momento, porque tiene que haberlo, en que ambas se encuentren. Porque evidentemente algo debe pasar para que nos enteremos. ¡Ojo! También dije que a veces cometemos errores porque hay fantasmas en nuestra cabeza que nos empujan a ello, y después no somos capaces de explicarlos.
    No falta mucho para un nuevo punto de inflexión en la historia.
    Un abrazo grande.

  4. Holaaaaaa Otra vez yo je je je (risa maliciosa) Querida Idanan, que diré mmmmm, veo que sigue siendo una historia con mucho dolor y mas dolor y sólo quiero saber algo, hasta cuando nos vas a seguir teniendo así? Es verdad que el amor no es perfecto pero créeme pensé que esta situación no iba a durar tanto tiempo anhelaba que Kristina ya reaccione, creo que ante ayer acerté en algo al decir que era vergüenza pero podría también decir venganza? Pero porque no lo entiendo si tu decías que Parker solo tenía amor y más amor para Kristina y esa es la forma que ella tiene de pagar al amor, es que definitivamente tenemos que entender que el amor no es amado? Podría entender las actitudes de Kristina si hubiese existido algo en contra de Parker pero según la historia son cinco meses para ellas, para nosotras doce capítulos nos diste un principio maravilloso con dolor de la separación y un lucha contra todo y contra todos incluso Alexis ya aceptó a Parker y de la noche a la mañana todo a la basura el amor de Kristina convertido en odio total, en una de tus respuestas a mis comentarios los cuales agradezco mucho que te tomes la molestia de contestar decías es el final ahora hay que ver que llevó a Kristina a ser la antigua Kristina antes de Parker pero mujer, el amor a uno le transforma le da vida y ahora se atacan una mas que la otra poniendo a la niña de por medio ya Parker se cansó de esperar y por parte de ella empieza el resentimiento? El dolor, en fin tanto dolor y sufrimiento me está matando y la verdad espero que no siga así mucho tiempo, escribes tan bien que nos haces ser parte de la historia y por eso será que me está afectando esta situación. Creo que me acostumbré a leer amor que nos hacía suspirar y sentir vida. Recordemos que pronto será el cumpleaños de Ingrid y que pena la ferretería que era su sueño acaba? Hoy Me despido con un sabor amargo, linda noche allá. Un fuerte abrazo ??????

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

  5. Gracias por comentar Solete.
    La niña en este momento tiene once meses. Y sí, una vez divorciada ya deja de ser tutora legal. Hasta ahora mismo lo que tenemos es una Kristina que nadie entiende pero creo que si lees atentamente este capítulo, nos muestra que ni ella misma se entiende. Es como que está perdida sin saber qué hacer. Y la toma de decisiones las hace sola ¿con algún motivo especial? ¿Realmente tenemos que pensar que le mueve el odio hacia Parker? Yo creo que este capítulo da alguna pista. Y sobre todo nos muestra una Parker resolutiva con su vida, firma el divorcio, se deshace de la ferretería, se libera por así decir de Kristina. Caminos diferentes para recorrer pero ¿Qué hará Kristina? La señora Davis dice algo muy sensato, ¡nadie puede parar esta locura! Creo que todos los pesonajes aportan un poco de luz a la historia, yo os pediría que no os centréis nada más en lo que Parker y Kristina hablan.
    Sin duda entre Parker y Kristina está clarísimo quien debe tener la custodia. Me ha encantado lo de las maracas de Machín. Me has hecho sonreír (hoy se me queda mal cuerpo)
    Gracias por continuar aquí y ¡¡hasta mañana a nuestra hora!!

  6. Buenas noches Idana, esto está calentito pero calentito de verdad, pero bueno, es lo que toca. Kristina ha perdido el juicio totalmente, eso ya es innegable, y sintiéndolo mucho, lo mejor que puede hacer Parker es alejarse de ella, personas tan débiles, problemáticas y radicales, como los familiares y trastes viejos, pocos y lejos. Referente a la niña (te lo iba a comentar en el capítulo de ayer pero por alguna extraña razón que desconozco, desde el móvil no me deja comentar con mi cuenta de Facebook, y no podía hacerlo de otro modo) está claro que la que debe tener la custodia es Parker, Kristina ahora mismo no puedo cuidar ni de si misma, ¿cómo va a cuidar de un bebé? Con todos sus antecedentes no le será difícil a Parker conseguirla. ¿Qué edad tiene ahora mismo Ingrid? No estoy segura pero creo que no supera los tres años, por lo tanto, Kristina no se la podría llevar ni fines de semana ni vacaciones ni nada, sólo podría verla algunas horas a la semana en un punto de encuentro, y para eso tendría que trasladarse a Eugene. Kristina lo tiene muy pero que muy difícil con Ingrid, pero ella solita se lo ha buscado. Cualquier Juez en su sano juicio le daría la custodia a Parker, es madura y estable, la madre biológica, tiene su carrera y su profesión, recursos económicos, y ha estado al lado de la niña desde que la trajo al mundo, a eso hay que sumarle, que no ha salido de su hogar, no se droga, no está como las maracas de Machín y no ha sido incapacitada. Me alegra que Parker haya reaccionado así, ¿quieres el divorcio? Pues ahí lo tienes… El amor no se mendiga, si esa persona quiere estar con ella, estupendo, y si no quiere, pues a otra cosa mariposa. Ahora tiene una hija y sobre todo debe hacerlo por ella. Referente a la ferretería yo misma le hubiera aconsejado venderla, no es lo suyo, ella debe dedicarse a lo que realmente le gusta y sabe hacer que es dar clases en la universidad. Es muy duro por todo lo que está pasando, pero estas relaciones tan problemáticas es mejor cortarlas de raíz, no te llevan a ninguna parte, sólo a sufrir un día sí y otro también, y ella lo que necesita ahora por el bien de su salud es tranquilidad. Únicamente me queda la curiosidad de saber por qué Kristina le tiene ese odio a Parker, que sepamos no le ha hecho nada malo. Ahh otra cosa, debemos entender que además de estar divorciadas Parker ya no es la tutora legal de Kristina, ¿no? Gracias por el capítulo y hasta mañana 😉

  7. Querida Farren, no sabes lo mal que me dejan tus dos comentarios. No lo puedes imaginar. Es una historia complicada lo sé pero no prentendía hacer sentir mal a nadie, mucho menos a ti. Y siento mucho que te despidas, pero lo respeto.
    Solo espero que algún día cuando estés mejor le des oportunidad a esta historia.
    Gracias por tu cariño y tus palabras, sabes que te deseo lo mejor y que pronto salgas de ese tunel en el que estás. Deseo de todo corazón que lo bueno llegue pronto para ti. Estaremos en contacto.
    Un abrazo hoy muy triste pero muy fuerte.
    Luz

  8. Gracias por tu tiempo y dedicación y sobretodo gracias por ser Mi Sol 😉😊 y por regalarme un cachito de tu vida, y por hacer que la mia fuera mas amena y con el rayo de tu luz seguir luchando , aunque las esperanzas ya no sean muchas.
    Lo que si quiero es regalarte una botella de la mejor salud, para que pronto encuentres solución a tu padecer, ya que la vida sin Salud no es vida.
    Cuídate mucho, que de verdad eres una persona maravillosa, que el dios en el que tu creas te cuide mucho, eres una de las pocas personas que tiene un inmenso talento para escribir y enamorar en tus historias. Mi Sol, mil bendiciones para ti y estoy segura que los éxitos seguirán en tu vida ya que eres única. Y el tiene envidia de ti y por eso no te dejara nunca.
    😊💖💕
    Mil Gracias.

  9. Jamas pensé que la segunda parte fuera tan dolorosa, ellas ya se odian, y para colmo la niña esta en medio de todo esto. En verdad capitulo a capitulo el corazón se desgarra más , el dolor y el odio que reflejas en ellos es tan grande que pesa. El amor que ellas tenían y sobretodo el luchar ante tantos prejuicios de está sociedad murió en un abrir y cerrar de ojos.
    Yo me despido de ti en este capítulo, porqué ya no puedo con este dolor que se que seguirá y seguirá y lamentablemente no tendrá fin, y yo más que nadie se lo que es vivir dia a dia con un el dolor que pides agritos que pare, pero al despertar el sigue ahí como un perro guardián. Se que esta es una Historia, pero en la forma que tu le das vida , es vivir y sentir junto con ellas , al menos yo asi lo ciento. Una vez te lo dije, que tu para mi eras mi Sol, en mis dias de tormentas y te doy Gracias por eso, porque en verdad lo fuste, el leerte me animaba, me hacías reír y sobretodo olvidar los dias tan duros que llevo viendo desde mis 7 años.
    No te deseo Éxito, porqué ya lo tienes y lo seguiras teniendo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s