PARKER Y KRISTINA. UN AMOR INESPERADO. EPÍLOGO

Siempre que acabo una historia, lo hago con una profunda tristeza. En esta ocasión, un poco más decir adiós a Parker y Kristina es complicado después de tantas aventuras que hemos vivido.

Con esta historia quise darles la oportunidad de tener una historia de amor y de superación diferente. Algo que espero haber logrado.

Gracias a toda mi familia del blog que día tras día me habéis acompañado y apoyado. Sois una gran familia. Desde todas partes del mundo habéis llegado a mi humilde casa para ser partícipes de mis historias. Y es algo que me ha hecho muy feliz, porque cuando escribo lo que trato de hacer es transmitiros emociones, y que viváis lo que mi mente crea para compartirlo con todos vosotros.

Algo de lo que estoy muy feliz es de haber podido acercar a estos dos personajes Parker y Kristina a vuestras vidas, sé que para algunas eran desconocidas y os he podido mostrar su presencia real en la serie. Ojalá podamos volver a disfrutar de esta pareja. A mí me han ayudado muchísimo, he aprendido con ellas y ha sido todo un desafío escribir sus historias, aunque como siempre he dicho, el trabajo de las actrices me ha permitido moldearlas en otros personajes tratando de guardar su esencia.

Me voy a tomar un tiempo para ordenar mi mente y mi camino, de todos modos, espero que sigáis leyendo otras de mis historias. Si hay alguna novedad os lo haré saber.

Gracias de corazón, familia.

Luz (ldana)

EPÍLOGO

PARKER

Si me pides que valore ahora mismo estos años con Kristina, te diré que indudablemente han sido los más felices de mi vida. Los mejores.

Si miro atrás me doy cuenta que Kristina llegó a mi vida destruyendo todo lo que yo con mucho esfuerzo, lágrimas y dolor construí. Una mujer fría y distante a la que hacerle daño era complicado. Me quitó la coraza de una manera que no me di cuenta porque reconozco que me envolvió con su forma de ser. Lo primero que me gustó de ella y lo que me hizo temblar fue su capacidad para ver a través de esa coraza. Recuerdo perfectamente en la cabaña de mi abuela cuando me dijo que era buena gente por el simple hecho de no dejar que se fuera sola a casa. Me sentí desprotegida con ella.

En el viaje a Italia más allá de todo lo que ocurrió entre nosotras, descubrí a la Kristina adorable pero con tantos miedos que provocó que fuera incapaz de dejarla pasar, de volver a mi rutina con las mujeres. Allí me di cuenta que quería más de ella, necesitaba más y eso jamás me había pasado. Fueron momentos de pánico para mí, era un querer por un lado y tratar de impedirlo por otro, una lucha nueva se había generado en mi interior. Estaba acostumbrada a luchar contra las miradas de mi familia de odio, de vergüenza, también contra las miradas de envidia de mis hermanas, pero no estaba preparada para recibir las miradas de amor que ella me entregaba. Me desarboló de tal manera que sentí como si mi alma me estuviera presionando para no dejarla marchar.

Estoy convencida de que Kristina y yo nos teníamos que encontrar en la vida. Por separado éramos realmente infelices. Yo aparentaba cosas que no era, solo me gustaba mi trabajo y trataba de suplir la carencia que tenía de amor en viajes, tratos y obras. Sin embargo, algo en mí estaba vacío y necesitado de llenarse, y no era otra cosa que ese amor del que Kristina hablaba y yo me reía, aunque en el fondo la envidiaba por creer a ciegas en su existencia. Ella me rescató de la ruina de mi vida, era como una de esas obras que puedes observar, tocar o admirar, pero ya está nadie podía profundizar en mí. Era lejana a todos incluso a mis amantes. Por eso estoy convencida de nuestro destino, ese ascensor nos unió. A veces pienso la cantidad de posibilidades que había de que ella cogiera uno y yo otro, no tenía porqué ser el mismo. Ninguna mañana en dos semanas hubo un solo hecho que varió nuestro encuentro, a veces yo iba a salir de casa y me acordaba que se me había olvidado algo, me retrasaba o adelantaba, daba igual, ella estaba ahí. Y desde el principio alteró muchas cosas en mí.

Es una persona que me hace reír muchísimo, su ilusión por todo provoca que yo también me ilusione hasta por ir al castillo de Sisi Emperatriz. Me vuelve loca su sonrisa, a día de hoy necesito esa carcajada que da y es como si saliera el arco iris después de un buen chaparrón. Necesito despertarme y verla, es lo único que necesito en la vida. Poder tocarla todas las mañanas, darle un beso y prepararle el desayuno. O que por la noche busqué mi cuerpo para aferrarse a mí.

Kristina dice que yo soy poderosa, pero te aseguro que quién tiene realmente un poder extraordinario es ella. Porque hasta ha conseguido que vea Pretty Woman. Sin su ayuda sería incapaz de haber superado mis pesadillas, mis miedos, mis propias injusticias contra mí misma. Ella me ayudó a poder perdonar a mi madre. Me ayudó a mirar a Erika y dejar que sus palabras pudieran entrar en mi corazón para calmar la desesperación que a veces sentía por la ausencia de mi abuela. Es poderosa en corazón, aunque también en genio. Discutimos lógicamente como todos, pero nos dura poco, porque yo no sé estar sin hablarle y a ella le pasa lo mismo. Así que creo que hicimos un gran trabajo juntas, acertamos marchándonos a Italia, conociendo lo bueno y lo malo que cada una de nosotras tenemos. Basamos nuestra relación desde el respeto mutuo. Y dejamos que el amor creciera y pudiéramos ser realmente felices.

Nuestra vida ha sido intensa como la cualquier persona, hemos vivido cosas buenas y cosas malas, pero de todas hemos aprendido. Juntas. Como siempre le digo, juntas somos fuertes, somos una. Y cuando llegó su enfermedad por primera vez en mi vida supe qué era el terror. No podía creerlo, estaba desesperada ansiaba que me dijeran que todo iba a salir bien. Kristina es todo para mí, absolutamente, todo. La amo con locura. Y sé que siempre la amaré porque aunque el tiempo a su lado pasa muy deprisa, cada día la amo más aunque parezca mentira. Una caricia suya es para mí, vida. Me ha hecho creer en el amor, en la familia y me siento orgullosa de todo lo que estudió para llegar a ser lo que es hoy, puedo retirarme cuando quiera porque ha aprendido tanto que podría llevar ella sola la galería, y se ha convertido en una marchante destacada. Su perseverancia y creer sí misma le han dado la oportunidad de conseguir su sueño. La admiro.

La diferencia de edad que tanto indigna y asusta a la gente, que a veces aún hoy escucho prejuicios, en nosotras lo único que ha causado es que tenemos una relación maravillosa, no creo que la edad tenga nada que ver en una relación, lo importante es el amor, el respeto, la admiración, y la pasión. Todo ello forma parte de nuestro día a día, y cada día lo vivimos como si fuera el último. Ella me ha aportado a mi vida cosas maravillosas, y yo creo que también a la suya. Miramos el futuro con la misma ilusión de compartirlo que el primer día. Y eso es lo realmente importante.

Como Kristina dice, lo único que importa es el amor y de eso vamos muy bien servidas.

Da una carcajada para finalizar, mientras habla veo el brillo en sus ojos, la luz en su rostro y no puedo más que asentir y darle las gracias por ser un espejo en el que muchas mujeres se miran. Por apoyar la causa de las mujeres lesbianas y por la muestra de amor que nos ha regalado. Parker es un ejemplo para muchas mujeres, además de levantar pasiones y admiración.

KRISTINA

Parker es, ha sido y será lo más importante en mi vida. Por muchas razones, porque me ama, porque me respeta, me ayuda, me admira pero sobre todo porque me hizo descubrirme libremente.

Supongo que cuando nos encontramos en el ascensor algo se disparó en mi interior que me hacía pensar en ella. Me hice muchas preguntas y cuando supe que era lesbiana fue como una punzada en el estómago. Lo recuerdo perfectamente, Molly me lo confirmó. Y ahí empezó una tortura en mí, me gustaba arreglarme para coincidir con ella, yo quería negarlo y disfrazar las ganas de gustarle con creerme importante porque una mujer lesbiana me miraba. Tenía tantos pensamientos cruzando mi cabeza al mismo tiempo, que fue una época muy complicada. Sin embargo, lo que jamás pensé fue que me hiciera la propuesta que me hizo. Me ofendió. Pero en el fondo de mí seguía habiendo un run run que me insistía. Yo intuía lo que significaba dar el paso al decirle que sí pero realmente jamás pensé lo que iba a representar para mí.

Mi vida anterior me tenía insatisfecha, era una persona con muchos complejos y muy insegura. Tenía un problema muy grave y era que no sabía decir no. Fui creciendo sabiendo que un día quería estudiar historia del arte, me apasionaba pero no fui capaz de rebatir a mis padres la idea de que esa carrera no serviría para nada. Me tragué el no quiero estudiar administración, de la misma manera que me tragué el no quiero seguir contigo, James. Siempre pensaba más hacia delante estudiaré historia, más hacia delante me separaré de James.

Pero con Parker todo eso cambió, cuando me dijo de irnos juntas dije sí, quería estar con ella porque nadie me había tratado con la ternura que lo hizo, con la pasión que me desbordaba el corazón, con un cariño que ni ella misma sabía que poseía. No era fácil, teníamos todas las papeletas para que saliera mal, mi familia en contra, la suya que le había rechazo, el juicio de James más todo lo que sus padres hablaron de mí. Cómo había tratado de volverme loca haciéndome creer que Parker estaba muerta. Pero con todo eso, había algo muy importante que superaba cada cosa mala que nos iba apareciendo en el camino, el amor verdadero. Sé que suena cursi pero cuando el amor es verdadero no hay nada que pueda con él. Necesitamos mucho amor para sanar las heridas, las suyas y las mías. Mucho amor para poder devolver a Parker la confianza, para que superara todo el daño que le habían hecho. La veía destrozada y me daba cuenta de que aquella mujer fría que me saludaba en el ascensor era tan solo una fachada, y que si confiaba en mí por primera vez, lograría que saliera la verdadera, la que es todo amor, todo corazón. La que con una mirada es capaz de erizarme la piel de felicidad. Ella logró que todos los miedos que llevaba arrastrados en años poco a poco los fuera venciendo, mi autoestima a su lado fue creciendo. Podía estudiar, además me motivaba para ello, y cada vez que íbamos a un museo ¡era realmente feliz con todo lo que me enseñaba!

Tuvo paciencia conmigo y yo tuve paciencia con ella, intercambiamos muchas charlas que nos hicieron más fuertes, éramos dos mujeres heridas por la vida, realmente inseguras en el amor, y necesitábamos hacerlo muy bien para vencer nuestros miedos. Sinceramente, creo que lo hicimos de fábula. Aunque es cierto que empezamos al contrario, el sexo parecía que era el protagonista para las dos, y aunque Parker dice que no, yo sé que ese sexo apasionado que estalló en Italia ya llevaba mucha carga de amor, porque estar junto a Parker me provocaba ese sentimiento de una manera que nunca antes sentí. Fui capaz de plantar cara a mis padres, fui capaz de luchar por una mujer que se resistía a quererme. Pero estábamos destinadas sí o sí.

Y fue un grandísimo apoyo primero en el juicio contra James. No se separó de mí, nada más que cuando tuve que hacer mi declaración. Después, una vez acabó cogimos el avión y nos fuimos a Escocia. Estuvimos una semana allí en un pueblecito en el que no teníamos señal en el móvil. ¡Y qué decir en mi enfermedad! Con el miedo que tenía que me dejara, y no estuve sola nunca. Me hizo sentir todavía más amada, todavía más querida, todavía más suya. Se ocupó de mí, de hacerme reír, de acompañarme a todas las sesiones de quimioterapia, de radioterapia, todas las consultas médicas. Siempre a mi lado, siendo mi apoyo cogiéndome la mano, dándome su energía tan bella. Porque Parker tiene una energía bellísima.

Hemos actuado siempre con total naturalidad. Nuestra diferencia de edad que preocupa a muchos, nosotras no la notamos. No sé… yo me he enamorado de Parker como es, tal como es, quizá con otra edad… nunca lo sabré… lo que sí sé es que la amo con toda mi alma, que mi vida es ella, su sonrisa me da fuerza, y necesito escuchar sus carcajadas que cubren todo de alegría. Mi mejor momento del día es cuando por la noche nos vamos a la cama, y me abraza. En ese instante soy feliz y ella también. Eso es el amor ¿no? Sentir que sin palabras, tan solo con el tacto o la cercanía de tu pareja eres feliz y no necesitas mucho más.

Parker es el amor de mi vida.

Y estoy segura que lo será. Porque Kristina con esa mirada tan clara cuando habla de Parker me hace ver que esa vida la van a compartir, estoy segura que serán intensamente felices. Kristina con su ternura logró que Parker venciera sus miedos. Tiene tantas seguidoras en Instagram, además ayuda tanto a mujeres con cáncer, que es tan admirada como Parker.

Parker y Kristina tienen lo más importante en sus vidas, el amor,  un amor inesperado que se volvió un amor eterno e invencible.

FIN

 

Anuncios

6 comentarios en “PARKER Y KRISTINA. UN AMOR INESPERADO. EPÍLOGO

  1. Muchas gracias, Encarnación.

    Me alegra saber que te ha gustado y entretenido. Voy a tomarme un pequeño descanso. Pero volveré, claro.
    Un abrazo muy fuerte.

  2. bravo super continua y espero que asta pronto real mente esperava todas las noches para leerte espero que pronto escrivas un atra historia besos

  3. Hola, Laura.

    Gracias a ti por apoyar siempre cada historia que he escrito. Me alegra muchísimo saber que leer a nuestras queridas Parker y Kristina te ayuda eso es lo mejor que me puede pasar como escritora. Y que tú te hayas enganchado así me hace realmente feliz.

    Un abrazo muy fuerte para vosotras y hasta pronto. Al fierecilla de mi niño le daré tus achuchones jajaja.

  4. Ooohhh que pena me da siempre que acabas alguna historia de ellas!!!!
    Ahora tienes que recuperarte y estar fuerte para la siguiente….😉😉
    Mucho ánimo y mil gracias por estar todos los días ahí y hacer que al menos por un ratito al día nos olvidemos de nuestros problemas y nos desviemos en la lectura!!!
    Almenos en mi, ya sabes que yo jamás he leído jajajajajajaja
    Gracias por ser como eres con nosotras
    Mil besos y abrazos enormes
    PD: dale unos achuchones a tu 🐱🐱 de nuestra parte jajajaja

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s